Porno Gratis

Porno Gratis

Sin protestar me acerque en 4 patas hasta y me acomodé entre sus piernas. Le di el cigarro en la mano, mirándola a los ojos, y sin aguardar sus advertencias bajé mis manos a sus muslos y acaricié su suave piel. Ella se relajó y murmuró un así me agrada. Acaricié sus piernas y subí lentamente su vestido corto. Para mi sorpresa, su gran verga flacida asomó bajo la lona; no llevaba ropa interior. Levanté más el vestido y lo dejé al descubierto en pornocheff xxx. Empecé a besar sus muslos delicadamente y fui subiendo con la boca hasta hallarme con su glande. Sin usar mis manos, y mirandola fijo a los ojos me lo metí en la boca y centímetro a centímetro fui succionando su hermoso pene. No sé de donde había salido aquel talento, aquellas ganas de agradarla, pero sin lugar a dudas su mirada intimidante y totalmente superior desde su ángulo me hacían sentir pero putita y mas expectante de demostrar mis dotes.

Sin sacármela de la boca lamí y lamí utilizando mi lengua y labios lo destacado que podía. La miraba a los ojos siempre y cuando podía y la veía tube 8 complacida, dando pitadas a mis flores y murmurando cosas como que putita golosa que sos y te gusta la pija más que el dulce de leche mariconcita mia. De vez en cuando estiraba su mano y acariciaba mi pelo, sin apretar, dejandome hacer mi trabajo, lo que me hacía sentir sexo gay más complaciente. Sin embargo, cuando sentí contracciones en sus huevos y espasmos en su verga, pude sentir también como su mano hacía presión en mi nuca, atrayéndome fuerte hacia su verga. me dejé llevar a cabo sin oponer resistencia y sentí como aquel enorme pedazo de carne ardiente me llenaba toda la cavidad bucal.

- Tragatela toda puto mio! - gritó sin soltarme, y su verga comenzó a dejar caer enormes proporciones de leche que invadieron mi boca y mi garganta. Mirándola a los ojos hice lo destacado que pude para tragarme todo, pero cuando me soltó que era una perfectgirl no lo negó y parte importante resbaló por su tronco y decoró su piel.

Tardé unos segundos en recobrar el aliento y tragarme lo que había en mi boca, pero antes que ella pudiese reaccionar acerqué mi cara a la parte baja de sus muslos, donde resbalaban unas gotas de semen, y las recogí con mi lengua. Fui subiendo por su piel ilmpiando todo indicio de leche hasta llegar a sus pegoteados huevos que lamí con placer de eros guia porno. Como un profesional lamí esos dos huevotes sin frenos, pasándoles mi lengua de abajo hacia arriba, para seguir despues por su ingle y su ahora semi dormida pija, que lamí con pasion.

Cuando sentí que había terminado de dejarla reluciente, recién ahí levanté la vista y me hallé con su mirada feliz y complacida. me quedé arrodillado bien cerca de su verga. Mile me acarició el coño y yo instintivamente recosté mi sexo gratis sobre su muslo desnudo como un perrito faldero. Mi cara quedó muy cerca de su verga mientras que me acariciaba y me afirmaba cosas que a esa altura me parecían lindísimas como que hermoso putito que sos, como disfrutas la pija de mami eh y a mamá le chifla que su perrito venga a chuparle la verga.

Sus caricias, sumadas a toda la vivencia y al hecho de que yo no había ni siquiera tocado mi pito desde el momento en que había llegado, hicieron que mi petardas fuera aún mayor, y sin moverme un centímetro tomé su verga con la mano y de esta forma apoyado en sus piernas me la metí en la boca de nuevo. Desde sus hermosas piernas la miraba a los ojos, de costado, mientras que mamaba su pija tal y como si fuese una de las chicas porno amateur. me miraba complacida y lasciva.